Singapur

La ciudad del león es una metrópolis moderna y multicultural que se ha visto influenciada por los países que la rodean desde su independencia de Malasia en 1965 y desde mucho antes al ser una colonia británica y uno de los mayores puertos comerciales de la zona desde hace siglos.

Esto es palpable al pasear por algunos de sus barrios como Chinatown, Little India o Arab Street, lugares muy pintorescos que dan la sensación de estar viajando aun dentro de la propia ciudad cuando pasas de un barrio a otro. Un factor que encantará a viajeros empedernidos como nosotros.

La influencia exterior se puede apreciar también en los idiomas oficiales, que incluyen el Inglés, Chino, Malayo y Tamil, aunque también es frecuente escuchar Hindi o Indonesio entre otros.

La ciudad integra de forma harmoniosa la vegetación en sus calles y parques, un elemento natural en la mayoría de zonas. Esos enormes parques que albergan gran cantidad de flora autóctona y de otras muchas partes del mundo.

En esta línea hay que destacar uno de los principales atractivos de la ciudad, los Gardens by the Bay. El parque es el hogar de unas estructuras enormes llamadas Supertrees, una mezcla moderna de arte urbano y naturaleza digna de admirar (incluso puedes subir a una pasarela entre ellos y hacer unas fotos con vistas del parque).

Este parque es el corazón verde de Singapur y ofrece diferentes entretenimientos como los dos invernaderos gigantescos con plantas y flores de múltiples ecosistemas y la cascada interior mas grande del mundo. A diferencia del resto del parque que se puede visitar de forma gratuita, los invernaderos tienen un precio de aproximadamente 15€. Nosotros los visitamos comprando la entrada combinada con la pasarela de los SuperTrees llamada Skywalk por un precio muy económico.

Justo al lado de los jardines se encuentra el centro de negocios y otro icono de la ciudad y sin lugar a dudas la imagen mas reconocibles de la urbe, el lujoso hotel Marina Bay Sands.

Este hotel se ha hecho famoso por su peculiar diseño y por la piscina en altura mas grande del mundo (que ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad). En realidad es también un centro comercial de lujo, un casino y contiene incluso una estación de metro.

En la misma área de la bahía se encuentra el símbolo oficial de la ciudad, la estatua/fuente del Merlion, un ser mitológico con la parte superior del cuerpo de un León y la parte inferior de pez. Aquí es habitual ver a grupos de turistas haciendo fotos mas o menos graciosas con el agua que sale de la boca de la criatura.

Aprovechando que estamos hablando de la zona centro y los jardines queremos destacar que también es una zona ideal de ocio nocturno, en especial los espectáculos de luces que no os podéis perder si visitáis la ciudad, una verdadera maravilla para la vista que se puede disfrutar de forma gratuita todos los días.

Si queréis salir a tomar algo la zona de Clarke Quay, muy cerca de la estatua del Merlion tiene un ambiente muy colorido y dinámico con una extensa oferta gastronómica.

Otro aspecto donde se puede apreciar la influencia de las múltiples culturas que cohabitan en Singapur es en la comida. Repartidos por toda la ciudad se pueden encontrar los famosos hawkers, una especie de centros de comida rápida donde puedes comer super barato y probar gran variedad de platos.

Por último, si disponéis de algún día libre más en la ciudad y si os gustan los espacios naturales queríamos recomendar la visita al jardín botánico de Singapur (patrimonio de la humanidad), una enorme zona verde de 63 hectáreas donde disfrutar de cientos de especies vegetales y algunos animales autóctonos de forma totalmente gratuita. Además se puede visitar el Jardín nacional de Orquídeas, que alberga una colección de más de 3000 especies de orquídeas (para acceder a esta zona hay que pagar una pequeña entrada) una senda a través de una pequeña selva fluvial y un jardín de especias.

Para acabar solo queremos decir que Singapur es una de las ciudades que más nos ha gustado hasta la fecha, no solo por su mezcla de culturas y modernidad sino por el trato amable y la sonrisa continua de todos aquellos que trataron con nosotros.

Otros lugares de interés turístico que podéis visitar si disponéis de más tiempo en Singapur pero que nosotros no pudimos visitar, son la isla de Sentosa, con su parque temático y playas artificiales, el enorme zoo de la ciudad y los jardines chinos y japoneses.

Muchas gracias por leer nuestras aventuras y nos vemos en la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s