Visitando Japón en 15 días

Japón es un lugar de contrastes, con modernas metrópolis llenas de templos ancestrales y parajes naturales de increíble belleza. Esto hace que planear una ruta en dos semanas sea muy complicado y seguro que sea cual sea la ruta escogida hay mil sitios que os gustaría ver y se queden fuera. Tranquilos porque es normal, nos pasó a nosotros, os pasará a vosotros y a todo aquel que planee una ruta por este precioso país.

Una de las sensaciones que más nos asaltaban durante la preparación de nuestro viaje al país del sol naciente es que 15 días eran muy pocos para experimentar la esencia de un país con tanta tradición y sitios de interés. Ciertamente es algo que aun hoy, después de haber realizado el viaje aun tenemos y creo que es algo que no desaparecerá aunque volvamos mil veces.

De modo que planeamos una ruta con rumbo al sur, con intención de conocer las principales ciudades y sus puntos de interés. La ruta incluiría las ciudades Tokyo, Kyoto, Osaka y Hiroshima, con con llegada y salida desde Tokyo.

Al planificar los desplazamientos entre las ciudades descubrimos un bono de tren que el govierno japonés pone a disposición de los turistas llamado Japan Rail Pass, el cual permite viajar de manera ilimitada usando la excelente red ferroviaria del país. Es un pase que puede comprarse por semanas y con el cual no hace falta reservar billetes con anterioridad, solo presentarse en la estación y coger el tren que quieras hacia la dirección deseada. Evidentemente hay ciertas limitaciones con este pase pero en general recomendamos su uso ya que puede ahorrar mucho dinero en desplazamientos y los trenes bala son una gozada para moverte por Japón.

Tokyo

La primera parada en esta ruta fue la capital, Tokyo, y es muy difícil sino imposible describir una metrópolis como esa con unas pocas líneas. Una urbe gigantesca con millones de habitantes que mezcla de una forma extraña elementos modernos y tradicionales a partes iguales. Hay miles de cosas por ver y hacer, desde los harmoniosos templos y santuarios a los ruidosos pachinkos o salas recreativas, karaokes o izakayas. Hay una cara de Tokyo para casi todos los gustos y probar esas diversas experiencias hacen de la ciudad un sitio al que siempre quieras volver.

Nosotros decidimos pasar los tres primeros días y los dos últimos allí ya que teníamos la sensación de estar perdiendo parte de lo que puede llegar a ofrecer el país. Aun así nos faltaron días y seguro que volveremos a visitar esa alucinante ciudad.

Tokyo es un lugar tan grande y lleno de actividades y sitios interesantes que se hace verdaderamente complicado planear la estancia. En nuestro caso ya que somos unos enamorados de su cultura y queríamos ver cuantas más cosas posibles decidimos enfocar cada día a una parte concreta de la ciudad, procurando concentrar las visitas y actividades en una zona mas o menos pequeña, limitándonos a un distrito o barrio.

El primer día estuvimos por la los barrios de Taitō y Sumida, en específico la zona de Asakusa y Mukojima. Allí disfrutamos del templo Sensō-ji, alucinamos con las calles y locales de Akihabara y acabamos el día subiendo a la torre Skytree , además de probar por primera vez el verdadero ramen japonés y descubrir como son en realidad los hoteles capsula.

En el segundo día por la capital nos dirigimos hacia la zona de Shibuya donde visitamos el enorme parque Yoyogi incluyendo el templo Meiji Jingu, un paseo de lo más placentero y relajador en un remanso de paz dentro de una de las urbes más pobladas del planeta. A continuación bajamos hacia el conocido y multitudinario cruce de Shibuya para ver pasar las masas y hacer algunas comprar en las tiendas cercanas.

Durante el tercer día visitamos los jardines del palacio imperial, una pasada de sitio, enorme y cuidado al detalle, muy muy bonito. De ahí bajamos dando un paseo pasando por la estación central hasta la torre de Tokyo y el templo Zojoji, paradas indispensables de cualquier visita a la capital.

Como dividimos nuestra visita a Tokyo en dos partes el cuarto día fue nuestro penúltimo en Japón y ya que estábamos algo cansados de todas esas jornadas de ajetreo sin descanso decidimos tomárnoslo con calma, visitando la zona de Sinjuku, en particular el edificio del gobierno metropolitano con sus miradores gratuitos en las plantas superiores. Así como el brillante y colorido barrio de Kabukicho, un espectáculo para la vista y un lugar ideal de ocio nocturno.

El último día visitamos la zona de Odaiba y la bahía de Tokyo, cruzamos el rainbow bridge en su moderno tren automatizado y disfrutamos de un agradable día paseando por la playa (no sabíamos que la ciudad tenía playa hasta verla en directo XD). La última noche decidimos dar una vuelta por Roppongi, otro conocido barrio de ocio nocturno en Tokyo, donde degustamos el verdadero sushi (no podíamos irnos de Japón sin probarlo!)

Kyoto

Para llegar a hermosa ciudad de Kyoto, antigua capital del país, cogimos el shinkasen o tren bala desde la estación central de tokyo. El trayecto dura aproximadamente dos horas y media, dependiendo del tren que se elija.

Al llegar dejamos las maletas en el ryokan (un tipo de alojamiento tradicional) y nos fuimos a visitar uno de los templos más famosos de Kyoto y de todo Japón, el Fushimi Inari Taisha. Nos reservamos el día entero ya que es un lugar que merece la pena explorar con calma, además de que es enorme!

Durante el segundo día por Kyoto visitamos los templos Kinkaku-ji y Ryōan-ji, cada uno precioso a su manera ya que tienen estilos muy diferenciados, eso sí, los jardines de ambos son espectaculares. Después de comer paseamos por los jardines del palacio imperial, un parque enorme justo en mitad de la ciudad.

El tercer día lo dedicamos a la visita del distrito Higashiyama. Comenzamos por ver el impresionante templo Kiyomizu-dera y bajamos por las calles del barrio histórico hasta llegar a Gion, pasando por multitud de pequeños santuarios, pagodas y monumentos (recomendamos en especial las calles de Kanenzaka y Ninenzaka). Desde allí visitamos el castillo de Nijo, otra de las visitas obligadas en la ciudad.

Como último destino dentro de Kyoto elegimos la zona de Arashiyama, al oeste de la ciudad. Allí disfrutamos del majestuoso bosque de bambú y paseamos por las orillas del río Katsura, un verdadero remanso de paz y tranquilidad. Para acabar el día visitamos el Iwatayama monkey park donde pasamos el rato observando a estos graciosos monos en su habitad natural, despues de subir un rato por la montaña!!

Osaka

Partimos desde Kyoto hacia la ciudad de Osaka, el viaje en shinkasen se nos hizo realmente corto ya que se encuentran a poca distancia entre sí, aproximadamente 15 minutos!!.

El primer día que estuvimos en Osaka el tiempo era malísimo y llovía a mares así que decidimos visitar el acuario de la ciudad ya que está entre los mejores del mundo. La verdad es que no nos decepcionó en absoluto, mantienen una gran variedad de fauna marina en muy buenas condiciones, incluso albergan tiburones ballena en el estanque principal!

El segundo día aprovechamos para explorar la ciudad ya que el tiempo mejoró y pudimos ver de cerca el castillo de Osaka y el parque que lo rodea. Un sitio impresionante con siglos de historia y unas vistas magníficas. Por la noche aprovechamos para disfrutar del colorido y vibrante Dotonbori, una experiencia única!!

El tercer día decidimos visitar la ciudad vecina de Nara, en concreto la zona del parque de Nara y el templo Todaiji. Fué una gozada ver este maravilloso templo con la enorme estatua de buda en su interior, además lo pasamos genial con los ciervos que pueblan el parque y son la atracción más famosa de la ciudad.

Si bien Nara no es Osaka hemos decidido incluirla en este punto ya que no nos alojamos allí y solo hicimos una excursión de un día.

Aunque queríamos pasar más dias en Osaka ya teníamos reservado el alojamiento en Hiroshima así que nos dirigimos hacia allí de nuevo con shinkansen, el trayecto dura aproximadamente una hora y media.

Hiroshima

Esta ciudad es tristemente famosa por ser el lugar donde se usó la primera bomba atómica contra población civil. A días de hoy está totalmente reconstruida y no queda rastro de la radiación emitida pero los diferentes museos y monumentos se han erigido y conservado para que el mundo no olvide la tragedia que conlleva el uso de tan aterradoras armas de destrucción masiva.

Como no podía ser de otro modo la primera parada en la ciudad fue el parque memorial de la paz, un sitio cargado de un sentimiento de solemnidad como no hemos sentido antes. Es difícil describir lo que se siente recorriendo este parque pero recomendamos que cualquier visitante vaya a presentar sus respetos a las victimas de la catástrofe. Cambien se recomienda la visita al museo de la paz aunque hay imágenes y testimonios muy muy duros.

El segundo día hicimos una escapada a la cercana isla de Miyajima, hogar del famoso tori flotante y el templo Itsukushima. Es un lugar maravilloso aunque la afluencia de turistas es bastante elevada así que estad preparados si pensáis visitar la isla. Es el lugar perfecto para relajarse y comer un plato local muy conocido, las ostras. Al igual que en Nara aquí hay ciervos libres campando a sus anchas, son muy bonitos pero cuidado con dejar comida a la vista porque no dudarán en comérsela!!

Después de ver Hiroshima volvimos a Tokyo para acabar de pasar los días que nos faltaban y así concluir uno de los viajes mas inolvidables de nuestras vidas.

Como hemos mencionado al principio dos semanas no es ni mucho menos tiempo suficiente para abarcar lo que un país tan maravilloso como Japón tiene que ofrecer pero si nos quedamos con el sabor de boca de haber exprimido al máximo todos los días que estuvimos por allí.

Ya que nos faltó tiempo en cada una de las paradas del viaje tenemos claro que volveremos a recorrer Japón, indagar sobre su cultura, conocer a sus amables habitantes, saborear la deliciosa gastronomía y sobre todo disfrutar de cada momento que estemos por allí.

Muchas gracias por leer este resumen de nuestra ruta por Japón, esperamos que lo hayáis disfrutado y nos vemos en la próxima viajeros!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s